Get your own blogNext blog
Image hosted by Photobucket.com

martes, enero 29, 2008

l'Memè

Flaca me dejó este meme de tarea, escribir ocho cosas que me gusten o disfrute mucho, recuerdo haber hecho otro similar hace rato...

Sin orden de preferencia aquí estan...

1.- Ver a mi gato feliz.
2.- Un latte doble
3.- Tener papel y plumas para escribir
4.- Descubrir una canción chingona
5.- Aprender en la guitarra una figura que me sonaba difícil
6.- La lluvia que comienza y no termina en días
7.- Asar un buen filete de carne
8.- Una película de terror

Paso este meme a quien desee ejecutarlo, nomás pasen a avisar para ir a leerlo...


lunes, enero 28, 2008

Relatividad

Roomate: - Oye wey..... WEY! -
Semidiós: - Qué quieres wey? me estaba quedando jetón -
Roomate: - No mames son las 12 del día -
Semidiós: - Para empezar qué chingados haces aquí que no fuiste a trabajar? -
Roomate: - Me vine a echar una jeta, se fue mi jefe a Toluca -
Semidiós: - pendejo -
Roomate: - Oye wey te acuerdas de Ingrid, la morra que conocimos en un party a principios de año? -
Semidiós: - Simón, pero no me acuerdo mucho de ella -
Roomate: - La vi en la calle ahorita que venía al depa, la vi desde lejos, y me llamó la atención porque se veía a lo lejos que una chica muy fea venía hacía mi y el morbo me llevó a mantener la vista en ella hasta que frente a mi, no mames wey, se miraba hermosa, bien raro wey -
Semidiós: - raro qué? -
Roomate: - Pues que tiene buen cerca y muy mal lejos we, de lejos parece un espantapájaros, entre más lejos más fea se pone! -
Semidiós: - Chale pobres gachupines -
Roomate: - Qué? -
Semidiós: - Pues supe que la morra se fue a España de vacaciones, imagínate lo culera que se veía allá! -
Roomate: - Cómo eres mamon -
Semidiós: - Déjame dormir quieres? -


domingo, enero 27, 2008

La Liga de Extradordinarios Caballeros

~Andrés Bustamante pasa lista~

- Los he llamado a todos ustedes porque son los más fantásticos caballeros, debo decir extraordinarios,; señores, Tin Tan, Clavillazo, Cantinflas y Manolín.

- Están aquí presentes porque sin su ayuda no sería posible para mi salir adelante en esta misión de la que no puedo salir afectado sino todo el pueblo mexicano, los necesito a ustedes y sus extraordinarios poderes, el mío sólo es una copia del cabazorro.

Tin Tan: - Cuál es entonces la misión Don Mister Andrés? -

~Los demás al unísono~

- SÍ, NECESITAMOS SABER! -

Andrés Bustamante: - Madrearnos a Ortiz de Pinedo en bola -


lunes, enero 21, 2008

Asunto capilar

Haciendo una breve retrospectiva de las pedas a las que he acudido, recuerdo la siguiente frase:
- vamos a ver pelos! - a lo que el resto de la banda secundaba al de la idea con un - Seeeeee vamoooos! -

Entonces todos nos temíamos en los coches en busca de "pelos", no, no eramos de embarques de pinceles, ibamos a los Tables.

En los 80's, querías ver pelos, en los 90's no sabías qué lado tomar, hoy en día "Queremos ver pelos" es sólo un simbolismo (o cómo chingados se escriba) de desnudez; ahora, a diferencia de antaño, como los 70's por ejemplo, la prohibición capilar es rigurosa.

Esta restricción pelística no es producto machista, de ninguna manera, es derivado de la moda y en general de la evolución del concepto de estética.

Es así como en la actualidad es muy difícil encontrar hombres jóvenes que usen bigote, en general o nos afeitamos la carátula completa o nos dejamos la barba de alguna forma, pero jamás dejamos el bigote solo, cosa que antes era algo muy masculino, ahora es simplemente ridículo, sólo se ven bién en hombre de otras generaciones.

Los tiempos han cambiado, lo sabemos, y es evidente, antes unos simples movimientos con la punta de la nariz o un dedo eran suficientes para conseguir acceso, ahora, si estuvieramos presentes en ese mismo escenario y sin aviso previo, no llegaríamos a ningún lado, y si eres alguien con poco gusto a los safaris, posiblemente corras por un machete y un par de botas altas.


lunes, enero 14, 2008

Mesera

Mesera: - Aquí esta su café -
Semidiós- Oye pero esta cosa parece miel!!! -
Mesera: - Sr. usted me lo pidió así -
Semidiós: - DIJE CAFÉ ESPRESSO!!! -


jueves, enero 10, 2008

Cliché IV

Well, I wonder...


martes, enero 08, 2008

No...

Física Cuántica no es contar cuántas viejas buenas hay en la fiesta.


lunes, enero 07, 2008

Y el año comienza...

Bueno, comenzó hace ya siete días, y las ideas, los planes y las cosas buenas que hay que esperar de esta madre de 365 días parecen buenas, vienen entrevistas que ya están agendadas,
están agendadas las pedas que, huelga decir, no necesitan agenda ni siquiera acuerdo previo.

Estoy en el café, olvidé mis audífonos y me tengo que chutar no se cuántas canciones melosas que incluyen a Franco de Vita, Miguel Bosé a dueto con sepa quién, Belanova y Ricardo Montaner, supongo que si me abstragio un poco puedo evitar escuchar de más.

Por otro lado en el bar, el otro día que fui a beber un rato con un amigo, llegó el mesero, recogió los envases vaciós y ...

Mesero - Te traigo otra igual?
Semidiós - Sí por favor igualita

~Dos minutos~

Mesero - Aquí está!
Semidios - Oye wey está vacía
Mesero - La pediste igualita we
Semidiós - Cómo eres mamón!

Este café es siempre un lugar de eventos divertidos, acaba de salir una señora con dos vasos grandes de café americano, se le cayo uno sobre su pie derecho, me di cuenta por el grito, seguramente el café estaba muy caliente, la señora traía algo así como un huarache o cosa parecida y ante la quemada del líquido su única reacción fue comenzar a pisotear rápido y fuerte como si realmente su pie estuviera incendiándose.

Al final la quemada no fue para tanto, terminó doliéndole más la planta del pie.

Clásico ejemplo de cuando el caldo sale más caro que las albóndigas.


miércoles, enero 02, 2008

Tacos de enfrente

Siempre que llego de vuelta a esta pequeña pero relinda ciudad, como ya lo dije en el post anterior - o el anterior al anterior, sepa - hay sorpresas, unas interesantes como nuevos edificios donde uno siempre pensó que se quedaría desierto hasta la muerte, una de las calles principales de la ciudad que cruza el centro "histórico" ahora está perfectamente ajuareada con adoquín (o como chingados se escriba), una amiga se cayó mientras patinaba en el malecón, se rompió la muñeca en algo así como cuatro o cinco pedazos, trae un extraño artefacto que sale de su piel, incrustado en sus huesos, da escalofriós, pero bueno ni modo de no saludarla por ello, sólo le pedimos con mucha delicadeza, que apunte para otro lado.

La mejor noticia fue enterarme, cuando cayó la noche, que la taquería que estaba frente a mi casa y se había ido hace como dos años ha regresado, los dueños cambiaron de ubicación en aquel entonces argumentando que la renta del espacio era muy cara, se fueron a una esquina lejana y extraña donde, según me han contado ellos mismos, los clientes no querían carne tan blandita y jugosa, le pregunté si sus clientes eran humanos o perros. Se quedó callado.

Esa noche que descubrí que los deliciosos tacos de carne asada habían vuelto no pude hacer otra cosa que ir a comerme unos cuantos en tortilla de harina - acá son de manufacura decente no como en el DF - y otras cuantas tostadas de maiz.

Cuando llegué no había muchos comensales, solo una pareja con una bebita, el esposo ya había terminado de comer y cargaba la bebita mientras su esposa finiquitaba con tristesa un taco, él le prgunta - Ya pago amor, o quieres algo más? -, el pobre no debió decir nada y pagar tal vez, la señora, con la boca llena sólo hizo el gesto al taquero con los dedos, quería tres más.

El episodio continuó, la señora que, por no decir de más, estaba más ancha que la banda de internet de los cuarteles de microsoft y se sentaba en la barra ocupando un banquito completo y la mitad del otro como preventivo de desborde, comía y comí, yo recibí mis tacos y los comí con cierta cadencia entre platica con el taquero y su esposa que son buenos conocidos, la señora ordenó otro kit de tres tacos, sin pararse, sin aun terminar de masticar el taco anterior, noté que su esposo no era gordo, de hecho hasta un poco delgado, y mientras miraba la escena completa y notaba también como él cabría unas tres veces en la ropa de ella no pude evitar ver la cara que él ponía cuando el amor de su vida pidió lo que para esas fechas sería la quinta orden de tacos, en su mirada veía algo entre tristeza y dolorosa resignación, todo el asiento del banquito de soporte principal literalmente había desaparecido.

Ella terminó de comer, fueron de veinte tacos contando los que él comió, seis.
Yo ordené dos tacos más, la señora pidió que le regalaran unas cebollitas asadas, para el camino.


This page is powered by Blogger. Isn't yours?