Get your own blogNext blog
Image hosted by Photobucket.com

viernes, septiembre 12, 2008

Realidad es

Me despierto con un dolor de cabeza como para llamarle a Guiness Records (registro de expediente, no de disquera), y no tomé la noche anterior, es un dolor de cabeza que duele por sus propias causas.

Casi me disloco un tobillo al bajar los escalones por ir acomodándome el boxer con los ojos semicerrados, en el movimiento que hice para salvarme le di una patada a mi gato.

Enciendo la estufa y en lo que regreso con la cafetera con agua se ha apagado, no hay gas, decido tomar un vaso de leche y a mi refrigerador de 15 años de vida se le ocurre practicar el desapego con su puerta, esta cae a un lado de mis pies en un discreto estruendo seguido de una lluvia de pendejadas que van desde un frasco de mayonesa rancia, salsa de soya hasta un par de huevos.

No hay agua corriente y me tengo que bañar con agua del tinaco, hubo tormenta así que el agua no ha tenido tiempo para calentarse un poco, sentí que me daba tunda una sarta de pingüinos.

Salgo y mi coche titubea demasiado para arrancar, tanto que se descarga por completo la batería y tengo que buscar aventón.

El día siguió raro, como en contra o por lo menos sin pizca de ánimos de cooperar con mi simple causa de vivir en paz.

Pero al final del día alguien me preguntó - ¿Qué tal tu día? - y sin pensarlo respondí que habia tenido un día genial.

He pensado que en muchas ocasiones es mejor actuar o responder sin tratar de reflexionar mucho, quizá lo espontáneo no sólo es materia prima de lo auténtico, sino un buen indicador del estado que guarda nuestro espíritu.


This page is powered by Blogger. Isn't yours?