Get your own blogNext blog
Image hosted by Photobucket.com

jueves, septiembre 04, 2008

Bona Drag

¿Cómo puedo estar aquí sentado, en este café que ya conozco como la palma de la mano, sólo pensando en tus ojos miel y tu acento lejano que me ace temblar hasta las placas del coche?

Puedo, porque las circunstancias hacen que tu y yo nos estemos juntos esta noche; pero ahora, escucho una buena canción que me recuerda el domingo de la tormenta famosa y que terminó decepcionando con vientos frescos, nublados semioscuros y chipi-chipi, la tormenta tu y yo caminando en la orilla de la playa, con un par de cervezas. Las cervezas, los marlboros húmedos y los chapuzones en el mar, bajo la tela de agua, mar salado debajo de nuestras cabezas, agua y dulces besos en el aire.

Estoy tomando el café que "de cajón" me tomo, y me acuerdo de tu beso de aquella anoche, beso desvelado, tu con sueño necesitabas despertar temprano para el exámen, yo, para trabajar. He soñado muchas cosas estas últimas noches y tardes de siesta.

Por defecto sentí miedo soñarte ayer, algo ha de estarme ocurriendo por dentro, supongo que ya averiguaré qué hacer, suelo soñar cosas lejanas y yo te quiero cerca.


This page is powered by Blogger. Isn't yours?