Get your own blogNext blog
Image hosted by Photobucket.com

martes, septiembre 23, 2008

Barricada mental

Tengo quizá una media hora aquí sentado, tomo café con lentitud, está calientísimo de tal suerte que aunque lo tome lento me quema rápido, lo dejo a un lado a que pierda un poco de calor. Decía pues que, no sólo he estado sentado guardando sentimientos adversos en contra de mi café, no, también he estado queriendo decir y platicar tantas cosas en un post, cosas como siempre, las que se sienten como para contarlas.

Sin embargo no, no he escrito, habiendo tantas cosas qué decir, me muestro estático ante la computadora y sus teclas, ha de ser el stress, algunos pendientes que me quitan la serenidad y ocupan mi mente de más.

Porque pudiera escribir sobre el café de la oficina, que está bueno, ya no sabe a hígado encebollado ni a cualquier otro alimento no cafecístico; también, hablar de que el día de mañana salgo de la ciudad de nuevo, otros tres días, quisiera presumir que viajo mucho, pero la verdad no puedo hacerlo, es trabajo y preferiría estar tranqui en mi ciudad, el calor no favorece la movilidad.

Tengo un compañero de trabajo que si le pagaran por hablar ganaría el triple que yo, pero, si tuviera bonos negativos por inútil, él tendría que pagar a la oficina el triple de lo que yo gano.

Tengo que salir a la calle, me lo dicen como si nada, como si estuvieran lloviendo paletas o no se que madres.


This page is powered by Blogger. Isn't yours?