Get your own blogNext blog
Image hosted by Photobucket.com

viernes, julio 25, 2008

Cosas cotidianas

Hoy soñé que estaba con un grupo de amigos en una tienda, yo tenía mucho rato tratando de decidir qué lentes oscuros comprar, mis amigos ya estaban chingando mucho pero yo no les hacía caso, era menester que para realizar una compra tan importante como lo es la protección de mi bellos - ¿y por qué no? útiles - ojos, me tomara todo el tiempo que considerara necesario.

Uno de mis amigos al borde del fastidio, llamó a su abuela que, según amenazó, tenía un doctorado en torturas medievales; yo lo tiré a loco y seguí checándome lentes al espejo, de pronto sentí un tirón titánico en mi huevo derecho, tan agudo, tan grave, tan intenso, tan increiblemente doloroso que grité hasta casi desmayar.

La abuela había llegado sin hacer ruido y me había aplicado una de las torturas que, según me dijo en el sueño, hacían hablar a mudos.

***

He redescubieto, este verano, el uso de sandalias como algo más que calzado de playa y regadera, ni porque soy porteño, supongo que son las secuelas de ser darketo reformado.

***

Tengo una semana que cambié de café, ahora vengo a uno en el centro de la ciudad, aquí no se interrumpe la señal de WiFi, está mas grande y con un ambiente más cool, aquí vi a una chica muy hermosa trabajar con su notebook, luego esa noche la vi en un bar con amigos, al retirarse pasó a mi lado, nos reconocimos del café y nos saludamos con solo una sonrisa; horas mas tarde la encontré cenando en una taquería, volvimos a cruzar la mirada apenas, ahi escuché su voz y supe que es argentina. La he visto llegar al café y nos saludamos de lejitos, con sonrisa y "hola", así nos despedimos, sonrisa y "chau"... y no hago más, porque tengo miedo de acercarme a ella, platicar unos minutos, y enamorarme.


This page is powered by Blogger. Isn't yours?