Get your own blogNext blog
Image hosted by Photobucket.com

viernes, mayo 09, 2008

Friday I am in low

Me comentaste de aquel café que tiene mesas con mantel, que te gustaba como el frappé era dulce pero sin empalagar, como mis besos. me gustó lo que me dijiste y cedí ir a verte, aunque fuera media hora que tenías disponible.

Tu mirada no era tuya, era como algo en fuego, pero no violenta, algo... como el Sol.

La verdad, cuando me decías lo que te gustaría que nos vieramos en el "Café con mesas con manteles" e insistías en ello, no entendía, como tantas cosas que aun no entiendo de tí y que no apuro; "sin tiempo, para estar siempre a tiempo".

Nos sentamos los dos en esa mesita que yo bien pudiera calificar como figurita de Monopoly - pero con mantel - te acercaste de más a mi, y descubrí lo que querías, la intención era estar en un lugar lleno de gente - y humanos -, rodeandonos, haciendo buya y preocupandose por sus propios asuntos totalmente ignorantes de que debajo de la barata telucha me tocabas las piernas, los muslos por su interior para sacarme esa sonrisa que dices que te gusta, y esos brincos que doy de pronto que te sacan una carcajada cortada.

Curiosamente no hablamos mucho. Nos vimos a los ojos como idiotas, sonreímos por tontadas, nos agarramos de las manos como si nos estuvieramos salvando de caer al vacío.

Fue una entrevista linda, breve, pero con fondo, con escencia, contigo.

Apuras el último sorbo de tu frappé derretido, te levantas con esos jeans y tu cabello rojo, no volteas, supongo quieres darme la oportunidad de verte toda con libertad, ofreciéndome la oportunidad de disfrutar tu leve inclinación al tirar el vaso a la cesto de la basura.

Te despido en el coche, subes tu cristal eléctrico con cara de modelo de perfumes, sonrió y te vas casi quemando llanta, estás un poco loca, me gusta, supongo que sí.

Regreso, saco mi lap top, pongo "Such Great Heights" con mis audífonos, a todo volumen.

Miro a través de la ventana, com viendo más alla de la otra acera, siento algo en mi garganta, como queriendote gritar algo, algo que lleque hasta donde vayas... lo siento, tal vez es un "te quiero" silencioso.

Pero fue un eructo tremendo que no escuché por los audífonos, pero que la mirada de la gente denotó su nivel sonoro, así como la vibración en mi garganta.

¿Un "te quiero" gutural?




This page is powered by Blogger. Isn't yours?