Get your own blogNext blog
Image hosted by Photobucket.com

lunes, enero 21, 2008

Asunto capilar

Haciendo una breve retrospectiva de las pedas a las que he acudido, recuerdo la siguiente frase:
- vamos a ver pelos! - a lo que el resto de la banda secundaba al de la idea con un - Seeeeee vamoooos! -

Entonces todos nos temíamos en los coches en busca de "pelos", no, no eramos de embarques de pinceles, ibamos a los Tables.

En los 80's, querías ver pelos, en los 90's no sabías qué lado tomar, hoy en día "Queremos ver pelos" es sólo un simbolismo (o cómo chingados se escriba) de desnudez; ahora, a diferencia de antaño, como los 70's por ejemplo, la prohibición capilar es rigurosa.

Esta restricción pelística no es producto machista, de ninguna manera, es derivado de la moda y en general de la evolución del concepto de estética.

Es así como en la actualidad es muy difícil encontrar hombres jóvenes que usen bigote, en general o nos afeitamos la carátula completa o nos dejamos la barba de alguna forma, pero jamás dejamos el bigote solo, cosa que antes era algo muy masculino, ahora es simplemente ridículo, sólo se ven bién en hombre de otras generaciones.

Los tiempos han cambiado, lo sabemos, y es evidente, antes unos simples movimientos con la punta de la nariz o un dedo eran suficientes para conseguir acceso, ahora, si estuvieramos presentes en ese mismo escenario y sin aviso previo, no llegaríamos a ningún lado, y si eres alguien con poco gusto a los safaris, posiblemente corras por un machete y un par de botas altas.


This page is powered by Blogger. Isn't yours?