Get your own blogNext blog
Image hosted by Photobucket.com

lunes, diciembre 31, 2007

Feliz 2008

En 10 meses que pasé en el DF no me enfermé ni una sola vez, por mas infestados de gérmenes que andaban mis insalubres roomies, no me enfermé, lluvia, frío, humedad, nada logró vulnerar mi sistema operativo, perdón, inmunológico.

Tengo cuatro días aquí, y desde que llegué tengo gripe, fiebre y tos.

Durante el día sufro menos, pero cuando intento dormir la tos y la congestión nasal comienza y no puedo dormir, sufro mucho.

Mejor no intentaré dormir hasta que me alivie, como sea siempre ha sido más fácil que dormir con o sin enfermedad.

Hoy es buen pretexto.

FELIZ 2008 A TODOS!


jueves, diciembre 27, 2007

The Big Picture

Acabo de recibir, de un entrañable amigo, un mensaje que me dice que la ciudad no es la misma sin mi, sentí como si un elefante me pisara el pecho, pero yo me siento sin ciudad, y esta ciudad en la que estoy ahora, es la misma, conmigo o sin mí.

Aún en vuelo, noto algunos edificios nuevos que se materializaron en tan sólo nueve meses, cada vez que regreso después de un largo período de tiempo encuentro cosas nuevas en la ciudad, esto ha ocurrido tantas veces que estoy comenzando a sentirme algo así como un héroe; haré los trámites, gestiones y publicidad necesaria para que, con los impuestos de los conciudadanos, se me paguen viajes - al lugar que yo escoja a cambio de tan gran beneficio - periódicos con todo pagado de tal forma de mantener el desarrollo de esta ciudad firme y continuo.

Estoy sentado en el café de siempre, el que hizo las veces de oficina cuando freelanceaba, ordené mi café, sabroso, las dos chicas que atienden son muy bonitas y amables, me sirven con una sonrisa y un cuerpo muy sano. Pero no hay internet, eso opaca cualquier estado de ánimo por festivo que venga.

Hago una pausa entre mis mentadas mentales de madre - por no tener internet - y los sorbos de café para ver entrar a una familia peculiar.

Entra una señora como de la edad de mi mamá, pero mucho menos guapa aunque de semblante simpática, detrás, su hija, igualita pero como salida de la planchaduría, la hija tiene toda la cara de que recién embarneció - no que se parece al dinosaurio joto, sino que se dió el estirón - ha de tener como quince años pero con tal de creerse más grande se colgó cuanto colguije, bufanda, puso sombrero, pintó unos jeans y rellenó con sábanas el sostén.

Detrás del primer par de familiares, viene la niña más pequeña, de unos 7 años, en pants y el mismo sombrero, seguramente recién acaba de notar a su hermana y ahora quiere parecerse a ella acelerando el proceso de todas las maneras posibles.

Al final, el papá, con barba de culturoso, lentes, y una cangurera a la cintura que por lo que alcanzo a ver, la usa en lugar de cinturón, trae dos celulares a la cintura, agarrados del cinturón sustituto, me da aires al armoniquista de El Tri, me río y una de las chicas que atienden me cacha e intuye - sin mucho esfuerzo - de qué me estoy riendo.

Divago y reincorporo mis neuronas para dar cuenta de mi estado actual, que regresé a lo mismo para cambiar, a veces un paso atrás no es tal.

Prefiero interpretar este paso atrás como el que da el pintor ante su obra.

A veces para apreciar la "Big Picture" es menester no estar en ella.


miércoles, diciembre 26, 2007

Drop Nineteen

Hoy es un día muy especial, no especial en función de azotes espirituales ni mamadas de esas.

Es especial porque me voy del DF un buen rato, de nuevo, como me fui de alla un buen rato para vernir para acá, como me fui de allá para estar un buen rato para estar en Tijuana y así... me voy.

Todo sea por encontrar lo que uno siempre busca, y loo que busco está aquí en este ciudad, pero tengo que irme para poder volver, es truculento, pero no hay falla.

Así que para mí este día es especial porque me voy. Cuando me voy, ese día, y el previo, se enrarecen terriblemente y me dejan un vacío indescriptible en el pecho, mi mente ya no está aquí, ni en su próximo destino, es un limbo caótico y que a la vez me provoca un placer perverso de "no saber qué pensar".

Hoy desperté con esta canción en la mente, cantándola. La descubrí hace mas de una década y ahora que me siento frente al ordenador portátil, me doy cuenta, después de una breve reflexión, que no existe una canción que me despierte más sensaciones que esta, no sólo hablo de despertar recuerdos y simple nostalgia, no... esta canción y su magistral video me llevan más allá de eso, me llevan exactamente a mi esencia humana, a la mía.

Si se usara dar Manuales de Usuario entre nosotros, para que quien recién nos conoce pudiera saber quiénes somos y cómo "funcionamos", aunque algo críptico, esta canción, este video y su letra, serían mi manual en tres capítulos, Letra, Música, Imagen...

Es increible cuando un artista, en cualquier disciplina, no me refiero a la música solamente, tiene a bien crear una pieza que nos hace sentir que la sacó de nuestro interior.

Drop Nineteens, "Winona"



There's a gap in the 20th century, and it fills the world with dreams
when you got in the looks and the rest just words
if that's what it's like

So hold on tight 'til you can't even read
another record shop story that I was born to die
it'll come out real, and we're losin time

Maybe it got swinged from a baby´s hand
too young to understand
all there is to know
to lose your soul

Alien backed down from planet ____
unhappy with their dying stars
in search for the one
then wrap it around the sun

...they know who you are

Could be the stars at the day there outisde your door
and all has changed, evermore, confused
that's why I've got to know the truth
was it you
was it inside you

Maybe it got swinged from a baby´s hand
too young to understand
all there is to know
if you're gonna lose your soul
yes I got my feet in the sky
and I wonder why
you'd be the one be pleased to go
I'm the only star in what's to know.

martes, diciembre 25, 2007

Sólo en Navidad

¿Y en año nuevo?


lunes, diciembre 24, 2007

Imaginación traidora

Esta es la primera navidad que no paso en ninguna de mis dos tierras, la paso en el DF; así que imagino que estoy en casa y en la mesa un gran pavo horneado.

Luego imagino que no como el pavo, ni me gusta.

FELIZ NAVIDAD PARA TODOS.


domingo, diciembre 23, 2007

Hambre


Medio kilo de carne asada, tortillas de harina grandes, guacamole casero chingón. Hoy, todo lo necesario para quitarme el hambre por medio día... y recordar mi casa.

sábado, diciembre 22, 2007

Catch


¿La naranja es naranja por el naranja o el naranja es naranja por la naranja?


jueves, diciembre 20, 2007

Las de chicharrón de la esquina

Con el título de este escrito no quiero decir que vivo cerca de un Hooters, sino de un pequeño -pero popular - puesto de quecas. Desde que llegué a la ciudad he pasado por ahi casi a diario, en primer lugar porque está en camino a la parada del micro que tomaba para ir a la oficina y en segundo - y no menos importante - porque esta en camino al Seven Eleven que Dios tuvo a bien colocar convenientemente muy cerca de mi.

Observador como lo soy, fallé siempre eh poner la sufiente atención a este puesto de quecas a pesar de que casi siempre lo vi abarrotado de comensales parados y sentados en cuanto espacio hay disponible alrededor. Por más fan que soy de las quecas de chicharrón prensado, pasaron meses y meses antes de que me sirviera ocurrir al mencionado local gastronómico a saciar mi curiosidad, y por qué no decirlo, una hambre que me cargaba atrasadísima.

Este puesto de quecas, a pesar de ser pequeó, tiene todo un amplio organigrama organizacional jamás visto por su servidor en otros negocios del estilo.

Visto desde este punto de vista -que no encontré muchos - el puesto quequero tiene una estructura como la siguiente:

Director General.- La señora chaparrita y gorda que tiene control de la masa y la mesa de ingredientes con vista -desde su oficina - de todo lo que ocurre dentro y fuera del establecimiento. Chismea tanto que uno puede pensar que tanta gente está allí nomás esperando que en una de esas se prense un dedo.

Jefa de Caja y Compras: Imagino que es su hija, están igualitas nomás que tiene ésta, distintas tareas, la más importante es cobrar, sólo según el organigrama, ella está encargada además de tomar las órdenes que luego olvida, cuando uno las recibe también ya olvidó qué fue lo que pidió, y hacer caras - muy feas - cuando no dejan propina.

Conserje y Metiche: Una señora, de pelos chinos que parecen de una bobina desenrollada y un delantal que, si uno presta atención, no es floreado sino blanco con históricas manchas de salsa. Ella se encarga de echar el ojo en todo, que lo que está en el comal no se queme, que la cobradora cobre, que la masa no falte, y que el mitote no se detenga. No la vi mover nada en el comal, hacer masa, cobrar ni tomar órdenes, sólo recordarle a la Directora General que no se había tocado el tema de las recientes declaraciones de Fabiruchis.

Operadora de Comal: La más alivianada de todas seguramente por no tener relación sanguínea con las anteriores; en este departamente es donde la magia ocurre, quecas, tacos y gorditas con guarniciones de nopalitos y papas asadas en cuadritos. Nadie más -por lo que he visto - puede meter las manos al queso si es que alguien pide una "quesadilla de queso" o un taco de bistec con queso. He sospechado que ella no es sólo una subordinada, sino que también es la dueña del queso, terminaba mi cuarto taco con queso cuando vi que, esta muchacha, al preparar una queca con queso dejó caer un trozo de queso al suelo, la ví levantarlo, lo aprisionó en su mano, volteo discrétamente sólo para devolverlo a la bolsa de queso que celósamente custodia.

Cuando ví esa acción, entrecerré los ojos y volteé ligeramente al cielo, imaginé un comercial de televisión anunciando: "Las Quecas de la Esquina, ahora adicionadas con Hierro".

Ordené una más de chicharrón prensado, con queso.


viernes, diciembre 14, 2007

Infierno navideño

Un grupo adoradores disléxicos del diablo se metió en semejante embrollo cuando por error, en una de sus misas negras magnas de fin de año vendieron su alma a Santa.

*Adaptación de un bumper sticker

miércoles, diciembre 12, 2007

Reflexiones y Visiones

Yo no soy un hombre religioso, debo ser sincero. Sin emabrgo soy impecablemente respetuoso de todas las religiones, y de sus creyentes. La línea de respeto se puede perder, huelga decir, cuando el creyente pretende convertirme de una forma agresiva sin respetar mi libre albedrío; desgraciadamente esas cosas ocurren.

Joako y Roberto eran dos hermanos, ambos amigos míos, Testigos de Jehová. Roberto y yo compartíamos los mismos gustos musicales, pero me mantenía alejado de él porque, entre que me platicaba de la nueva caja de singles de Cocteau Twins y que si pensaba que New Order ya no sacaría nuevo disco, trataba de salvarme del Armagedón, un suceso futuro de realización incierta que me da mucha flojera, yo pienso que tengo sólo una vida, la cual cuido lo mejor que puedo, pero también quiero disfrutar de la mejor manera; tratar de salvarme del apocalipsis, fin del mundo, juicio final, armagedón, y todos esos desastres que acabarán con el mundo -as we know it- está en chino; primero, - y lo digo despacito -, me gustaría conseguir la lista oficial de desastres celestiales que vendrán a castigar a los impuros y salvar a los otros, no se, me da la espina que no se han puesto de acuerdo de quién va primero.

Yo pienso que, y esto es una mera cosa de reflexión mañanera, si llegasen a ponerse de acuerdo todas las religiones en el orden de finales del mundo, no creo que el que toque primero le deje un cachito de apocalipsis al que sigue, porque todas tienen que cumplirle a sus respectivos devotos.

Mi sugerencia, o más bien apreciación de lo que sigue, es que, en el futuro cercano se comiencen las pláticas de los pontífices de cada religión para acordar que el fin del mundo ocurra el mismo día, y se distribuyan tareas según les vengan más convenientes; pienso, por ejemplo, elaborar las siguientes categorías a asignar - no aconsejo jugárselas en torneo relámpago de fútbol rápido pues no encuentro quiénes podrían ser los árbitros - aleatoriamente: Inundaciones, Plagas, Lluvia de Fuego, Volcanes, Guerras, Epidemias, Chupacabras e Invasión extraterrestre y destrucción del mundo a cargo de las computadoras con Windows Vista.

* Cuando tenía unos quince años, regresaba a casa caminando, a unas cuadras vi a una multitud de gente, la noche había caído, veía velas, veladoras, policías poniendo desviando el tráfico y el susurro de oración colectiva. Me acerqué a ver qué pasaba.

Resultó que si uno se paraba en la esquina viendo hacía el sur por la calle que cruzaba, a lo lejos se podía ver la cara de Cristo. Esto sucedía porque a unas 20 cuadras se podía ver la gran pared iluminada del Teatro de la Ciudad, y a 10 cuadras - entre el teatro y la muchedumbre - un gran árbol extendía sus ramas sobre la calle, entre la oscuridad de las ramas y la luz del teatro que dejaban pasar, se apreciaba algo como un rostro. Todos estaban de acuerdo en que era de Jesús. Mi amigo de la secundaria que sin querer se apellidaba Rojo le comentó a una señora que más bien era como la cara del Ché Guevara, eso le valió una quemada con cera derretida. Yo sólo vi y respeté.

Eso duró - no recuerdo bien - unos tres días. Después pasé de nuevo y ya no había gente, sólo un puñado de niños de la cuadra que miraban atentos hacia el teatro.

Los acompañé unos minutos en la tarea de abservar nada, luego pregunté qué era.

Probablemente un gracioso fue en la noche anterior a cortar una rama, o tal vez un ventarrón rompió el encanto no lo se, pero después que los niños dieron indicaciones pude ver cláramente el pico y cresta del Gallo Claudio.


lunes, diciembre 10, 2007

Chamusquina

En lo largo o corto de la vida de cada quien, uno va haciéndose de mañas y demás aditamentos de la personalidad. Entre esas cosas está ir haciendo más larga la lista de olores que no soportamos. Hay unos olores que como una generalidad, nadie quiere tener cerca - y olerlos -, otros son repulsivos por mera determinación de nuestras pelotas - otros dicen predisposición genética o psicológica -.

Hay mujeres - alguna vez escuché a una decirlo, lo juro - a las que le gusta cuando los hombres estamos todos sudados, sucios, con apariencia de qué dormimos en un tunel del metro y con olor a perro llovido, estos especimentes prefieren a un cartero sin bicicleta que a un banquero, sin embargo, no todas tienen ese gusto. Una repulsión general a un aroma de parte del género opuesto puede ser el olor a teibolera - se agrega a este, con repercusion fatal, por ejemplo si lo encuentra mezclado con el olor a Hugo Boss de su novio.

Hay quienes me comentan que detestan el olor de los hospitales. Recuerdo que de niño, cuando me enfermaba - cosa de semipreocupante frecuencia - me llevaba mi madre a deshoras de la madrugada al hospital, y mientras en el coche iba yo vomitando sapos y tan amarillo como una colección de patitos de hule, al llegar al hospital solamente su olor me hacía sentir mejor, medio problema se esfumaba, supongo que como nunca tuve malas experiencias ni me sacaron un órgano por error, terminé relalcionando ese olor con bienestar de ahi que me guste hoy en día.

Ahora recuerdo un olor que simplemente me es nauseabundo. El epazote. Mi abuela tenía cierta afición por esa mala hierba; la casa donde viví en mi infancia era de ricos, supongo - ahora que hago memoria - que lo éramos - ya no -, tenía un jardín muy grande donde mi abuela plantaba hierbas y demás ramas, yerbabuena (o como chingados se escriba), menta, mejorana, cilantro, muchas otras, y epazote.

El epazote y yo comenzamos con mala pata. Crecí con mis abuelos, y donde hay abuelos -de los de aquella época - hay nietos, y donde están los dos entonces hay "empachos", el empacho es un padecimiento que ya no ocurre actualmente, no porque los niños actuales hayan evolucionado y ahora pululen los genes antiempacho, sino porque quienes creían que este mal realmente existía están muy viejos o han muerto. Yo sí me empachaba cuando mi abuela decía, el tratamiento consistía en una especiae de masaje en el espinazo con jalones de cuero de la espalda. Lo que he leído hasta ahi está bien para curar un empacho de un infante - o Negrete, si llegara a darse el
caso -, pero la curandera de cabecera de mi abuela además tenía remedios de autor, usaba, para cerrar con broche de oro el ritual, un aceite de epazote que me dejaba oliendo a mole de olla una semana entera. Era repugnante.

Luego un día quise aprender a andar en la bicicleta que me regalaron de navidad, no se qué pasó, cuando le pregunté a mi madre si Santoclós no sabía que yo era muy chiquito - volteando a ver una bicicleta que me doblaba de altura - ella no supo que decir, me colgaban los pies aunque me sentara en sus pedales -los de la bicicleta-; me subió mi madre, me dió impulso y sin aviso u oportunidad para solicitar que echaran la siempre benigna paja, fui a estamparme en la miniselva de epazote de mi abuela. Huelga decir que eso fue el acabose, quedé oliendo a epazote todo el fin de semana, la bicicleta también.

Entre esos dos ejemplos que tuve a bien describir, hay tantos más que no hay caso mencionar, si acaso el olor a pelo chamuscado; hace un rato tomé el encendedor y encendí un cigarrillo, luego tuve que apagarme la barba. Un roomie hijoeputa subió el nivel de la flama a tope, tendrá que dormir con un ojo abierto.

Epazote
(del náhuatl epazōtl, epatli = zorrillo + zotli = hierba)
El Empacho para la medicina no existe como tal...

sábado, diciembre 08, 2007

I sometimes wish I was famous

Lamborghini U.S.A. - Lamborghini Los Ángeles buenas tardes
Semidiós: - Buenas tardes, llamo porque estoy interesado en adquirir en nuevo Lamborghini Reventón
Lamborghini U.S.A. - Excelente señor, permítame un minuto, le pondré en la línea a un representante de ventas
Semidiós: - Oiga ¿pero se puede apurar? es que se me está acabando el crédito en el celular
...
~sigh~
...
*click*
...
Semidiós: - ¿bueno?.... ¿haló?


lunes, diciembre 03, 2007

Siento que...

Odio...
a la gente con ataques de tos cerca de mi,

un cigarro mal apagado en el cenicero,
comenzar a escribir y que la pluma no pinte,
dejar algo olvidado y perderlo,
apretar el bote de mostaza y que salga agua amarillenta,
tener que raspar con una cuchara para sacar la mayonesa pegada al bote,
el azúcar,
a Celia Cruz cuando decía "Azúcar",
las boinas,
las chamarras que no quitan el frío,
el mensaje diciendo que se me acabó el crédito del celular,
el sexo interrumpido,
que el zipper de mi sudadera atrape un pelo de mi barba,
la comezón en un huevo cuando estoy entre desconocidos,
estornudar cuando camino con la taza del café a tope,
los pelos de la nariz,
el epazote y todo platillo que sazone,
las pilas que no son recargables,
las cosas recargables cuando se descargan,
los cargadores de San Diego, por maletas,
el refri del depa,
pasar recados de teléfono,
hablar por teléfono más de lo necesario,
el recibo del teléfono,
el agua quinada, y
no saber por qué siento tanto odio en este momento.

Estoy lleno de odio.

Y estoy lleno de muchas otras cosas que no son odio afortunadamente, y son tantas que es una sensación apabullante, abrumadora que reclama acción, de hacer, de dejar de hacer, de no esperar, NO ESPERAR NADA, A NADIE, NADA DE NADIE, es contundente, rotundo, contuso, categórico, pero ya no hay nada más que la acción (y la bolsita de acción debajo del sinc).

He estado muy cansado ultimamente, no en mi cuerpo, sino en mi mente, normalmente mis días son alegres, porque así soy normalmente, mi días los veo como un juego de 8 bits, colorido , tonto, y absurdamente divertido con "ruiditos" graciosos que me recuerdan a un mono bailando rumba con un sombrero de frutas.

Extraño esos días.

Y me culpo por tener tanta estúpida paciencia, en la ultima entrevista de trabajo que tuve, me pidieron que dijera una gran virtud y un gran defecto que tuviera, mencioné la paciencia (obtuve el trabajo, lo rechacé), para mi es ambas cosas, es bueno ser paciente, pero es bueno también limitarla. Por qué hablo de mi paciencia? Sean pacientes, algún día lo diré.

Sólo diré acerca de mi paciencia que ya se agotó,

Y estoy escribiendo tanta cosa, porque es lo que está saliendo de mis dedos, casi ni lo estoy pensando, por ejemplo ahorita estoy pensando en tirarle la botella vacía de coca cola zero a mi roomate que está roncando como aserradero chiapaneco.

Y lo más triste es que ultimamente me he extrañado, mucho, como si me hubiera alejado de mi mismo.

Pero me duele mucho más que quienes me quieren me extrañen.

No estaré aquí por un tiempo, tengo que irme, a ver dónde ando, y traerme jalando de las greñas, si es necesario a punta de patadas en mi culo.

Los veo y leo luego.

This page is powered by Blogger. Isn't yours?