Get your own blogNext blog
Image hosted by Photobucket.com

martes, noviembre 20, 2007

Bites my ass

Hoy tengo que hablar de los focos del departamento; son como un Comité de dos miembros, siempre falta uno. Cuestan tres pesos pero nadie compra uno aunque un vendedor de focos este en el umbral del departamento ofreciéndolos a crédito. Si alguien se quiere bañar en la noche lo tiene que quitar de la cocina o de la sala, según sea el caso. Uno no cena hasta que el otro se bañe y viceversa. Hay otros dos focos en el depa, pero están tan viejos - tal vez porque salieron buenísimos - que quitarlos está cabrón, hemos visto que parecen como soldados a la roseta.

Ayer medio hice super, bueno, ni medio, sólo compré mayonesa, café y el foco que siempre ha faltado, regresé al depa y puse el foco en la mesa, esperando a que a alguien se le quitara la hueva de ir a ver dónde no estaba el foco que teníamos de comodín y lo enroscara.

No hubo respuesta de los demás, me puse en acción, busqué y enrosqué, regresé a lo que estaba haciendo.

Se levantó un wey a su cuarto y un flash acompañado de un ~pof~ anunció que el foco se había fundido; entonces este wey va al baño a quitar el foco de allí para ponerlo en su cuarto.

Luego mi otro roomate va a salir con su vieja y se tiene que bañar, va a la cocina y quita el foco que acabo de poner para ponerlo en el baño.

Ahora yo quiero cenar y tengo que esperar a que éste se bañe.

No viceversa hoy, sólo en la zucaritas con la leche afuera del plato.

This page is powered by Blogger. Isn't yours?