Get your own blogNext blog
Image hosted by Photobucket.com

jueves, enero 04, 2007

Travel Light

Me sorprendo a veces con muchas ganas de escribir, pero con las palabras atoradas en los dedos, en fin; estoy en la sala de espera, mi esposa va a parir, já, no es cierto, voy de vuelo de vuelta a Tijuana, estoy viendo a un piloto de creo, Aeroméxico, el uniforme está de la verga, es una mezcla entre sacerdote y militar, de negro, el traje medio aguado con algo que parece cola de pingüino y con franjas en los hombros y las mangas; lo imaginé de una manera rara, en un Seminario Militarizado:

- Soldado Padre Bernardino Urrutia!!! –
- Presente –
- ¿PRESENTE Y QUÉ MÁS SOLDADO? –
- Y AMÉN MI CORONEL Y SANTO HERMANO!! –

Estuve platicando con mi madre antes de venirme al aeropuerto, como es medio hippie, le gusta ir a comprar cosas a las tiendas de segunda, swap meets, flea markets o, para resumir, comprar chingaderas usadas. Y hoy al platicar con ella me acordé de un chiste cuando me dijo que venía de la “Segunda”, fue a ver que había de nuevo.

Hace ya casi 48 horas se quemó un bar muy en su apogeo aquí en mi ciudad, se quemó todito, la pérdida fue total, era una terraza, y en un 95% era de madera, de ese tipo de madera que se quema más fácil, como ocote (o como chingados se escriba), se quemó ya casi amaneciendo el día, sólo estaba el velador que obviamente no podía hacer nada contra un fuego que estaba tan vivo como la boca del volcán Maracuyá (o como chingados se llame) allá en la isla de asiática de Sepah LuVergha.

El velador, al ser cuestionado del por qué de su brazo roto, respondió que él estaba a salvo ya que estaba a pocos metros de la salida, pero qué él es muy responsable y que jamás había fallado en 50 años en su oficio de velador, y que, al ver el letrero que indicaba “Rómpase en caso de incendio” obedeció al pie de la letra, qué escogió el brazo izquierdo al no encontrar instrucciones más precisas y aprovechando de paso que lo traía muy entumido pues antes ser despertado por el calor de las llamas, estaba dormido sobre su brazo en posición por demás incómoda.

Los dueños del chamuscado Bar lo despidieron, él dijo que de todos modos ya no había nada que velar.

Feliz 2007, a cada ser vivo en el planeta.


This page is powered by Blogger. Isn't yours?