Get your own blogNext blog
Image hosted by Photobucket.com

jueves, diciembre 28, 2006

Breves navideñas

Los doctores se especializan, estudian medicina general y luego muchos se dedican a disciplinas específicas para alguna parte del cuerpo, órgano, o función.

Yo sería Higadólogo, con lo pedo que soy me gustaría saber lo que se siente ser Juez y Parte.

*****

Tengo tos, desde hace tres días, pero ha ido mutando, supongo que para bien, cuando comenzó era discreta, simple y llana, el día siguiente al toser sonaba como cuando se sacude una caja de Corn Flakes (o la marca de hojuelas de maiz de tu preferencia), hoy, mi tos suena como una corneta de bicicleta, la incertidumbre del mañana me está matando.

****

Mi padre, cuando vivió en acapulco en su juventud aventurera, le tocó andar con el crew de una película que allá se filmaba gracias a que era gran amigo de uno de los actores, la película nunca terminó de filmarse, fue un fiasco, tenía que ver con algo de selva y todo eso que es así; una de las noticias relevantes en lo que duro la parcial filmación fue cuando mi padre, su amigo y el director platicaban y llega uno de los del Staff Técnico para decir que un chango se habia puesto violento con el entrenador y que este, al tener el chango encima tratando de morderlo, se defendió de la única manera que encontró posible, mordiéndolo primero.

El director se alarmó, preguntó si ya habían llevado al entrenador al hospital, el joven del Staff Técnico repondió que el problema no era el entrenador, que estaba bien, pero que el chango estaba muy mal.

****

Es curioso como cambiamos con el paso del tiempo, cuando era un adolescente me hubiera suicidado por ti; ahora, por mí, que te suicides.

****

Estoy estrenando Notebook, me compré una Macbook, no extraño Windows, pero bueno, tantas cosas que uno deja de extrañar.

****

Sellé mi casa, la llené de agua hasta el techo, llené de aire la pecera grandota que tengo en la sala y me metí en ella, me vino a visitar un amigo y se metió a la pecera, no cabíamos y lo corrí a patadas en el culo; ahora los peces de la casa me llaman Semidiós versión Beta.

martes, diciembre 26, 2006

SWH

Star Wars Horoscope for Aries

Like many aries, you have demonstrated your penchant for inflicting pain.
You feel you are at the center of the universe and that you must be in control.
You enjoy being a leader... and you find that your aggression and quick temper serve you well.

Star wars character you are most like: The Emperor
What Is Your Star Wars Horoscope?

domingo, diciembre 24, 2006

Papel

Me apuran para ir a la cena
las muejres envuelven regalos, todos nos movemos para un lado y para otro y yo, envuelvo mi vida en una cajita del tamaño de un dado de juego de mesa.

sábado, diciembre 23, 2006

Preview

Maniana es "Navidad", whatever that means.
Mi Macbook llega la semana que viene, now that means something.
He recibido los besos mas lindos de la epoca Navidenia, a cargo de una nena hermosa.

No se porque no he andado nada reflexivo, no he tratado de exprimir mis pensamientos para resultar en escritos largos, jocosos y reflexivos, tengo mis dudas del por que, no es tristeza, no es felicidad.

Supongo que lo que me ocurre en estas epocas es miedo a reflexionar, vienen tantas cosas, que no quiero que se me vengan encima, pero tampoco que me pasen por un lado.

Todo es una busqueda dicen, y tienen razon, mejor voy a buscar algo para desayunar, me levante muy temprano.

jueves, diciembre 21, 2006

News

En una reciente entrega de premios en Miami, Florida, el reconcido cantor latino Jose Feliciano hizo algunos comentarios en de critica sobre la presentacion en el escenario del famosisimo Stevie Wonder, esto desencadeno al final de la entrega un pleito entre ambos cantantes, los mismos reporteros tuvieron que dejar sus camaras e intervenir a fin de serenarlos y enfriar los animos encendidos de las dos luminarias.

Afirman fuentes allegadas a ambos, que fue tal la intensidad de este desagradable encontronazo, que no se pueden ni ver.

martes, diciembre 19, 2006

Borrachos

Tres cabrones hasta el culo de pedos tocan la puerta de un negocio que esta cerrando en la noche.

Tendero - Si, que se les ofrece a los seniores? -
Borracho 1 - Oiga, venimos a preguntar si aqui trabajaba Pedro Juan -
Tendero - Si, efectivamente aqui trabajo ese senior hace como dos meses -
Borracho 2 - Oiga, y usted lo conocio o no? -
Tendero - Si, claro, trabajaba para mi, por que? -
Borracho 3 - Ahhhh, pos pa que nos diga quien de nosotros es!!! -

*Juro que por lo menos una vez me he puesto pedas de esas, pinches chistes, a veces tienen tanta verdad y sabiduria, no como los pinches refranes que son pura palabreria vacia y supersticiosa, snif

jueves, diciembre 14, 2006

You can't handle the truth

Hombres y mujeres tenemos diferencias, no pretendo con esta afirmación ganar un premio, dios no, sabemos las diferencias obvias, desde pene y vagina, tetas y pelos, hasta modus operandis en términos generales.

Sin embargo, ultimamente he estado viendo un aspecto al que no le había puesto atención, como a muchas otras cosas que las mujeres hacen para hincharnos las pelotas: La percepción discrecional entre verdad y mentira.

Para la menos complicada y no necesariamente correcta ilustración de lo anterior, procedo, como siempre, sin cautela ni miedo a decir una pendejada, a repasar casos prácticos:

Los hombres podemos andar de pitos contentos con la vieja que sea, a veces feas, a veces con el cuerpo medio descuadrado, en fin, cuando hacemos cabronadas las hacemos y ya, sin compromiso, pero cuando nos comprometemos, y nos hacemos novios de una morra, no es de oquis, es porque la queremos bien, y sobre todo, nos gusta su culo, su cuerpo en general y su rostro, así de sencillo.

Independientemente que algunos sean unos hijos de la chingada (yo jamás), en términos generales ocurre que la mujer tiene serios problesa para tratar con la verdad cuando viene de un hombre.

Escenario #1.

Quedé de verme en una fiesta con mi novia, nos pusimos de acuerdo en el messenger mientras ambos estábamos en nuestras respectivas oficinas, nos veremos dentro de la fiesta de fulanita, ambos estamos de acuerdo y ese es el trato, ella llega más temprano porque tiene cosas que hacer, yo la alcanzo porque salgo tarde y tengo que ir a casa a bañarme y cambiarme de ropa.

A eso de las cuatro de la tarde después de la comida comienzo a sentirme medio mal y para las seis ya es oficial que los molletes con chorizo eran poquito menos "ponzoñosos" que haberme tragado un par de granadas de mano, aún así insisto en mi mente en que para la noche estaré aliviando y salgo a la farmacia por alguna pastilla y camino a casa me detengo en la central de abastos por una caja de guayabas para ver si se me corta la diarrea, estoy perdiendo tanta agua que llegando a mi casa no hay ni en el tinaco, estoy convencido que declinar mi asistencia a fiesta con mi novia acarreará alguna discusión, lo medito, corro al baño, salgo meditando, regreso al baño gritando con ardor allí donde el cuero se hace nudo.

Decido llamarle inevitablemente para decirle lo que me pasa, le digo la verdad, que si me subo al carro literalmente la voy a cagar; ella sólo hace un "jmmmmmm" y me cuelga.

Yo le dije la total verdad, sin embargo en su torcidita mente, no puede concebir una verdad, mucho menos así de simple, ella razona: "es todo demasiado sencillo, un pretexto demasiado real, muy fácil, algo huele mal (que huela lo que me está saliendo del cuerpo já)", inmediatamente piensa en mis amigos que llegaron con chupe y que vamos a ir a otro lugar con algunas pinches viejas de alma alegre. Concluye: "es un hijo de la chingada"

En lugar de pensar en que realmente me está llevando la chingada y ofrecer ayuda, prefiere, escoge, molestarse, aparentemente eso sirve para justificar su naturaleza emputante. Gracias.

Escenario #2:

Quedé de verme en una fiesta con mi novia, nos pusimos de acuerdo en el messenger mientras ambos estábamos en nuestras respectivas oficinas, nos veremos dentro de la fiesta de fulanita, ambos estamos de acuerdo y ese es el trato, ella llega más temprano porque tiene cosas que hacer, yo la alcanzo porque salgo tarde y tengo que ir a casa a bañarme y cambiarme de ropa.

A eso de las cuatro de la tarde después de la comida comienzo a sentirme muy bien, sin duda esos molletes con chorizo me cayeron de poca madre, siento que comí un bife de 400 gramos con un fino vino que me trajo el mesero que vino, me siento tan a toda madre que a la primera llamada de un amigo con intenciones de sonsacarme lo logra, he decidido mandar a a beis a mi novia e irme de pedo con mis compas que hace un chingo que no veo (12 horas), uno de ellos cumple años (en un mes) y hay ánimos de festejar en un buen Table; ahora sólo tengo pocas horas para salir con un buen pretexto para evadir el compromiso adquirido con mi novia.

Tuve tanto trabajo que olvidé inventar qué chingados me pasó para no ir a la fiesta, son las 8 de la noche y mi novia me gana la tirada llamándome por teléfono, es ahora o nunca, me agarra frío y la única pendejada que se me ocurre es decirle que no podré ir a la fiesta porque resulta que el portero del edificio se amotinó con una escopeta solicitando aumento de sueldo y está de un humor que al que sale del elevador lo mata, que seguramente me quedaré a dormir en la oficina esperando a que terminen las negociaciones entre él y el administrador, que ni venga a buscarme, qué no quiero que salga lastimada.

Es tan absurdo lo que dije, que su reflexión es: "mmm, si quisiera engañarme no saldría con algo tan estúpido seguramente es verdad, ay pobrecito mi cosito, ojalá que no le pase nada, cuanta gente loca en este mundo, snif", y se pasa la fiesta entera jusificando mi ausencia sin que nadie le pregunte, soy un héroe.

Y si estás pensando que entonces a clave es salir siempre con excusas absurdas en lugar de decir la verdad es lo que te salvará, estás equivocado, existe esta ley: Si inventas una excusa para disfrazar una verdad que, de revelarla no te afecta, ésta automáticamente queda inócua, quedando donde comenzaste, en el escenario #1.


lunes, diciembre 11, 2006

The Happening

Llegué a la fiesta en el bar, un amigo mío y su banda con la que toqué hace un par de meses estarían tocando, la cerveza estaba a 15 pesos y había gente de todo, me gusta cuando hay gente desconocida, siento por un momento que no estoy en una ciudad donde todo mundo se conoce.

Fui al baño, luego por una corona bien helada, salí al patio del bar, y allá, en aquella mesa, allí estaba ella sentada, con su cabello rubio, cortito, sus lentes de armazón negro, su sonrisota y su rostro de nena chiquita.

Los hombres podemos ser insensatos muchas veces, y tal vez alguna vez hemos intentado conquistar a una chica lesbiana, tratar de que vuelva a jugar en nuestro equipo, por hermosa y encantadora; pero yo jamás he intentado nada con ella, asumo el gran obstáculo que existe entre ella y yo, y me dedico, cuando la encuentro, a verla discrétamente de lejos y disfrutar su hermosura.

Históricamente, me he dado cuenta que, cuando coincidimos en algún bar, o en la calle, muchas veces la he sorprendido a ella viéndome a mí, antes de que yo siquiera haya notado su presencia, me lo han dicho quienes me acompañan, imaginé siempre que la causa es que si alguna vez me cachó mirándola con insistencia, entonces piense "allí está ese wey otra vez!"

En esta fiesta allí estaba, con su novia, la vi, pero quise ser muy discreto, sin embargo noté que ella me habia visto antes y parecía que su novia no sabía que me volteaba a ver, raro.

Nunca la había tenido a menos de un metro de distancia de mí; se levantó al baño y pasó a mi lado, me volteó a ver a los ojos y sin decirme nada vi en su mirada algo extraño.

Siguió la noche, olvidé un rato de la chica lesbiana y preciosa que tanto me gusta desde hace tanto tiempo, y poco rato antes de largarme de allí con el resto de mis amigos, ella se levantó con su chica, avanzaron hacia mi para pasar a mi lado rumbo a la salida, ya se iban, pasó primero su chica y luego ella pasó, la vi por un momento, ella me volteó a ver subiendo su rostro hacia el mío, se detuvo un instante viendo que su novia se perdiera entre la gente al frente de ella y de pronto sucedió algo que me llenó de escalofriós la piel, o cosquillas o no se qué chingados fue:

Volteó de nuevo a verme, a los ojos, me tomaba mano izquierda apretándola firmemente, se para de puntitas para alcanzar mi oído para decirme:

- Tú eres el único hombre que me ha gustado, neta, gracias por aparecerte de vez en cuando a mi alrededor -

Me besó rápidamente en los labios para no ser cachada por algun conocido, me dió un apretón más en mi mano, y me dijo "chau".

Etiquetas:


miércoles, diciembre 06, 2006

Green Drag


- Oye wey -
- hmmmm, que pedo? -
- Estas despierto? -
- No wey, soy una grabación -
- Pendejo -
- Pos no preguntes pendejadas -
- oye -
- Qué quieres? -
- Tengo hambre -
- Come verga ya estas grande -
- En serio wey, tengo ganas de comer algo, pero rápido -
- Cómete un Ferrari!! -
- Neta, deja de fumar wey -

This page is powered by Blogger. Isn't yours?