Get your own blogNext blog
Image hosted by Photobucket.com

jueves, septiembre 28, 2006

Las Nieves de Octubre


Yo entiendo muchas cosas, porque soy un gran hombre, inteligente y, huelga decir, de infinita capacidad de comprensión, pero hay momentos en la vida de todo ser humano en que simplemente chocan sus sentidos y no logra captar nada acerca del comportamiento de la gente, no porque a fin de cuentas me importe la gente, sino por mera curiosidad académica.

El caso especial al que me refiero, es de el hijo del señor de la acera de enfrente, no se ni cómo chingados se llama, pero el papá es famoso en el barrio y le dicen Don Chuy, es el dueño del depósito de cervezas de la esquina, de la vecindad del chavo del ocho en medio de la cuadra y de varios locales frente a mi casa, su hijo, para comenzar, tiene como 18 años, al parecer no quiso seguir estudiando, por su cara, asumo que nomás eso de estudiar no se le da, y con eso de que el año pasado decidió casarse por simple gusto y amor, se viene a fortalecer el porqué en la escuela no le fue bien, el niño es un bruto.

Trabajar, siempre lo he dicho, es honorable, sea el trabajo que sea, es dinero bien ganado y un peso de un barrendero vale igual que el de un gran empresario (el pedo que el barrendero tiene muchos menos de esos); el pedo es que este cuate trabajaba de guardia de seguridad de una tienda departamental, y se animó a casar con su novia que no trabajaba (estudiaba y ya no estudia, es ama de casa, bueno, ama de cuarto), dejó el trabajo para emprender un negocio que se tardó un año en idear lo que le trajo muchos problemas con la vieja.

Se pasó dos semanas acondicionando un cuarto que daba a la acera, para fonda, puso una mesa en la entrada de la vecindad donde cada que había comensal y quería entrar un carro, amable y rápidamente los esposos removían los platos, vasos, mesa y sillas diciéndole al desconcertado señor con medio sope en el buche que se pegue a la pared y aguas con los pies para que pase el carro.

No duró mucho el negocio, entre los dos comían más de lo que vendían, se entiende porque ambos son amplios.

Ahora al parecer han comenzado otro negocio, pienso yo, y aquí entra la incógnita, y no juzgo y admiro el esfuerzo de hacer algo en la vida, pero lo que si critico es la hueva de pensar y razonar que es cosa distinta, si no tienes ideas, preguntas.

En otro local de su papá, está abriendo una NEVERIA, ayer fue la inauguración, puso esas pinches bocinas a todo puto volúmen para llamar la atención, sí, lo hizo, pero de todo mundo para mentarle la madre por el ruidajo en todo el barrio, no vendió nieve.

No abres una nevería en un lugar por dónde simplemente no pasa gente a pie, la calle es transitada pero los que se detienen son los borrachos a comprar ballenas heladas, y no vas a competir contra las mil "Michoacanas" que invaden la ciudad y están colocadas donde la gente sí quiere tragar nieve.

Y en todo caso, no abro una nevería en Octubre, justo unas semanas antes de que el calor se vaya a la rechingada.

Ya sudé, voy por una nieve de pistache.

martes, septiembre 26, 2006

Hueva


Iba a escribir un post un poco extenso sobre un pueblo de por estas regiones donde sus habitantes son famosos por ser muy huevones.

Luego lo escribo.

*Dos ladrones de San Ignacio asaltaron un banco, cuando ya estaban escondidos:

ladrón 1: - Oye wey, qué onda, contamos el dinero de las bolsas?
ladrón 2: - Uuuuuta, nah, mejor esperamos a saber mañana en el periódico no? -

miércoles, septiembre 20, 2006

Raving beautifully


Arranco el coche de donde quiera que esté, donde quiera que yo esté, y manejo a la equina siguiente tratando de seguir las bellas luces que tintinean multicolores, yo creo que quieren guiarme, pero tú, recuerdo cuando mencionaste en una plática abierta al público de la fiesta, no eres fan de esas luces, añadiendo cómo te perdiste aquella noche de tormenta, todo por seguirlas confiádamente.

Pero aquí voy yo, en contra de todo lo que referiste, la gente no se dónde se ha metido, pero no se qué tan tarde es, o qué tan temprano, mi teléfono ha muerto desde que intenté tomarte una foto esta tarde, probablemente fue demasiado y eso lo tronó.

Si no hay gente, entonces acabo de atropellar un fantasma, oí un grito, pero sucedió dentro de mi cabeza, me molesta y aturde que no me deja escucharte y te has convertido en señal de radio lejana, con estática, ese sonido de mitad de la nada; nada, esa fue tu última palabra antes de cerrar la puerta detrás de tí. Y no puedo entender.

Sigo volteando al asiento de mi derecha, queriendo no que aparezcas tú, eso sería digno de locura, quiero que aparezca alguien que me diga dónde estoy, si me estoy perdiendo más, si voy bien o que me recomiende un atajo.

Me detengo porque comienza a llover demasiado y no veo mas allá del reflejo de mi rostro en el parabrisas por las luces del tablero, con el golpeteo de las gotas y poca luz abro mi agenda y no reconozco a nadie, dios, que tomé, que consumí qué inhalé? Tanto Bass, tanto Drum, tanto Synth y tantos bytes me han botado algo dentro.

Algo dentro.
Algo adentro.
Adentro algo.
Adentro de algo?

Y quiero seguir, pero ya me fui, ya no conduzco el coche, ya perdí las luces y mi guía no llegó

Dónde estás, si es que estás, si es que eres, si no es que yo mismo te he creado en un intento de no hacer este viaje solo.

I'm, raving beautifully.

lunes, septiembre 18, 2006

Green Marvel


*6:40 a.m. en alguna calle de una lejana ciudad muy extraña*

- Wey, necesitamos comer algo antes de que salga el sol o vamos a valer madre -
- Sí ya se, hay que bajar avión urgentemente -
- No mames, y a esta hora no hay nada de comida abierto -
- WEY WEY WEY MIRA AQUÍ ESTA UNA TAQUERÍA ABIERTA EN LA ESQUINAAAA, DA VUELTA DA VUELTA! -
- mmm -
- Chale, ni es Taquería... ni está abierto -
- NI ES ESQUINA IDIOTA, YA ME SUBÍ A LA PUTA BANQUETA!!! -

viernes, septiembre 15, 2006

No, no soy un puber porque...


La vida política de mi país dejó de interesarme para usarla como trampolín a ROCKSTARDOM.

Cuando pude agarrarte de las nalgas (las dos) preferí de corazón ver cómo me veías tú a mi, luego te ví las nalgas.

Te veo a los ojos cuando platico contigo, cuando comemos, cuando bebemos un trago juntos en un café, cuando te descuidas te veo las tetas preciosas que tienes.

Pienso en tí no nomás cuando tengo las famosas (e infalibles)erecciones matutinas, no, yo pienso en ti, hasta cuando tomo café o me lavo los dientes.

Me estoy tallando los ojos nomás porqe no estás en línea y, no te llamaré 95 veces a tu celular, ni mandaré 89 mensjes, sólo me tallo los ojos.

Son las cuatro de la mañana, estoy hasta mi puta madre de borracho, y dentro de todas las múltiples tareas que tiene un borracho a las 04:19 a.m., pensar en ti es muy difícil porque la neta ahorita, a estos momentos, lo más tangible que viene es "El Correcaminos" y algún otro imbecilito de otro cartón...

No quiero explotar, ni volar sobre los patios y jardines... no se... y quisiera sí, saber qué me vas a decir, ahora que te enteres que no tengo 18 años.


martes, septiembre 12, 2006

Defensa impropia


Una señora saliendo del super fue asaltada, en un acto instintivo de defensa golpeó en la cabeza al asaltante con un galón de leche, el golpe fue impensádamente certero y el sujeto cayó muerto.

Se dedujo que la Policía estuvo un poco confundida, comenzando por el rerporte que adjudicaba la causa de la muerte a ataque con arma "muy blanca".

lunes, septiembre 11, 2006

50


50 cosas que puedes saber de mí y que puedes olvidar sin remordimientos.

1.- Pasé por una crisis financiera y sacrifiqué los Marlboro Azules por Delicados con Filtro; fue por necesidad ahora los fumo por meritito amor, están muy buenos.

2.- Cada vez fumo más, ha de ser la edad o el hecho de que ya no tengo una oficina que me prohiba fumar la mitad del día.

3.- Tomo hasta cuatro cafés espressos (o como chingados se escriba) al día, pero me engaño disfrazándolos de lattes, ha de ser la edad o que las meseras del café al que voy estan muy buenas.

4.- No me gustan las películas eroticas, no me gustan las medias tintas, o veo "pelos" o se me visten todos a la chingada.

5.- Tengo afición cuasi patológica por toda clase de aparatos electrónicos, sólo me falta tener dinero para estar a la altura de mi padecimiento, a lo más que llego es cambiar de celular cada año y medio.

6.- Me caga el olor del pachuli.

7.- No me gustan los muebles rústicos ni los soles y lunas de barro.

8.- La próxima vez que te vea y no recuerde tu nombre no te molestes, yo recuerdo caras, si eres chica, nalgas.

9.- Puta madre, apenas 9, ni porque el 9 es mi número favorito.

10.- El diez no lo es, ya tuve muchos en la primaria.

11.- Mi música preferida es la Industrial.

12.- The Cranberries están a medio single de estar Banneados de mi ipod.

12 bis.- Soy supersticioso, pero moderado.

14.- Me gusta escribir desde que tengo uso de razón, pero mucho antes que tuviera uso del alfabeto, era un pedo saber qué escribía.

15.- Podría vivir en un lugar de noche perpétua, pero como compensación vivo en una sucursal del Sol.

16.- Prefiero los gatos que los perros, los perros se me hacen estúpidamente nobles, a un perro le puedes patear los huevos y regresa, a un gato le pateas los huevos y, pateaste todo el gato.

17.- Lo más difíci que ocurra es que alguien me chingue el encendedor.

18.- Cuando miento, me delata la cara de "no se cómo hacerle para verte la cara de pendejo".

19.- Tengo 4 tatuajes.

20.- Mis comedias favoritas de todos los tiempos son Seinfeld y Frasier.

21.- Por default sólo veo películas de terror y ciencia ficción, por más mierdas que estén.

22.- Mi actriz porno favorita es Silvia Saint, me casaría con ella.

23.- No, mejor no.

24.- Llevo 5 cigarrillos desde que comencé a escribir esto.

25.- Detesto el Tequila.

26.- Tengo un vínculo espiritual con el agua. Que esté aguado es por falta de ejercicio.

27.- No me gusta la comida agridulce.

28.- No consumo azúcar, mas que cuando escucho una rola de la negra que tiene tumbao.

29.- Toco guitarra, y a la que se deje.

30.- Desayuné birria y sigo repitiéndola.

31.- Me cagan los gansitos marinela.

32.- Hablo de todo, confío siempre en mi sentido común que nunca me ha traicionado.

33.- Cuando pierdo soy buen perdedor.

34.- Me gusta ayudar a quien lo necesita y jamás olvido a quien me ayuda.

35.- No me gustan los espejos en la noche.

36.- Mi posición favorita es Doggytyle, pero nunca desprecio a una mujer que sea buena "on top".

37.- El único deporte que he practicado en mi vida es el Skateboarding, lo hice sin parar de los 13 a los 23 años.

38.- Soy medio aferrado con las cosas, soy capaz de orinar en el bote de basura ante que levantarme sin terminar esta madre.

39.- He notado que cuando salgo de casa reviso más de tres veces el candado del portón, me da miedo.

40.- Tomo más de tres litros de agua al día. Lo aguado es porque no hago ejercicio.

41.- Me caga polo polo y el 90% de los comediantes mexicanos.

42.- No deseo ser millonario.

43.- Si fuera un animal, no estuviera escribiendo esta madre.

44.- Quién fue el cabrón que dijo: "Tienen que ser 50"?

45.- No me gusta "antrear" lo hago por asociación, prefiero beber con mis amigos en cualquier otro lugar.

46.- El año pasado compré un aparato para hacer ejercicio, luego noté que había comprado un perchero muy caro.

47.- He sido "espantado" dos veces por cosas de las que no encuentro explicación.

48.- Soy aficionado al nonsense, el absurdo y el humor negro.

49.- Me gusta tener novia, sólo así limpio mi casa.

50.- Mi miedo más grande es sufrir un accidente en carretera, pero nunca lo siento cuando viajo en una.


jueves, septiembre 07, 2006

Miguel Gila


Me río, mucho...


miércoles, septiembre 06, 2006

Lonchera de minero


Hoy iba en mi carro, sí, por la calle, iba en mi Hummer Region 4, en realidad es un Ford Bronco noventera de 8 cilindros y sepacuantas válvulas que gasta más gasolina que una temporada completa de la Indy 500, bueno, iba en el carro cuando al dar la vuelta un imbécil casi choca conmigo, después de restregarle la familia como lodo con zacate me di cuenta que él iba manejando el que fue mi primer carro, el mismo, pensé que ya no existía.

Mi primer carro era un Toyota Corolla 1983, azul marino, automático, muy cómodo y la verdad un carro que, de no ser por razones obvias lo hubiera confundido con un perro, por noble.

Mi padre manejo desde Tijuana en él, para regalármelo cuando entré a la Universidad, tal vez no necesariamente por cariño, cuando me lo dió me dijo que ya no tendría pretexto para llegar tarde, le falló bastante.

Me dijo también que si no sacaba una licencia de manejo antes de que se regresara a Tijuana no me dejaría el carro, así que al día siguiente fui y saqué la licencia, me dió el carro, se fue a Tijuana, a los dos días la perdí, también le falló.

El carro tenía sólo un detalle, pero muy importante, se calentaba al mínimo descuido, decuido de quien fuera, no sólo el mío, sufrió en cuatro años innumerables transplantes de radiador, mangueras, bipasses y rectificadas de cabeza, nunca nadie supo que era, la comunidad de mecánicos de la localidad decidió que estaba embrujado.

Creo que la única vez que tuvo contacto con lubricante fue una vez que me di un agarron con mi chica en turno dentro de él, bueno, no explicaré más, sin embargo se mantuvo funcionando, el carro no la relación con esa chica.

Después tuve una novia que vivía en una residencia muy bonita, pero en un cerro con un camino qúe sólo se podía comparar con una cartera de huevos gigante (sin huevos), al año siguiente hicieron la calle más ancha porque ya no cabían los hoyos; durante esa relación que, afortunádamente duró unos tres meses, fue que acabé con la suspensión de ese pobre Corolla, los mejores amortiguadores que tenía eran unos tenis viejos en la cajuela.

No tenía nada de dinero, sobrevivía con muy poco dinero a la quincena que amablemente me proporcionaban mi madre y mi padre cada quien por su lado, me alcanzaba para retacarme de café en la Universidad, galletas expiradas en el centro y echarle gasolina apenas suficiente para que el tanque conservara el "Buqué".

Con el tiempo sufrío varios golpes, terminó con el sobrenombre de "Lonchera de Minero", nunca tuve para arreglárselos, nunca tuve dinero para llantas nuevas así que siempre le compraba "gallitos" (llantas usadas) tan lisas como la Mona por lo que se ponchaban cada semana, a veces las cuatro llantas en quince días, era tan habitual el tan odiado evento que el gato y la cruceta estaban ya en el asiento trasero, llegué a ser muy rápido para cambiar llantas.

Un día decidí venderlo, mi madre me dijo que tenía un posible cliente, yo andaba con un amigo en su coche, le dije por teléfono que quería venderlo, colgamos, cuando llegué a casa media hora despúes el carro ya no era mío.

Y no lo había vuelto a ver, hasta esta mañana, el cuate que casi me choca, se disculpó conmigo.

- Lo siento joven venía muy distraído, es que este pinche carro se viene calentando!-

viernes, septiembre 01, 2006

Post Ardilla


Lo dijo muy MUY claro Mario al decir que las mujeres son como los changos: cuando se sueltan de una rama es porque ya tienen otra de dónde agarrarse.

La rama aquí en esta metáfora obscena, somos nosotros, los hombres, claro.

Yo puedo ser, haber sido, y seré quién sabe cuántas veces una "rama soltada", eso no lo pongo en duda, en juego y ni siquiera lo argumento, la vida así se mueve y opera, lo asumiré cuantas veces tenga que hacerlo, estoicamente, chillando a veces, para afuera, otras para mis adentros.

Ahora ha alguien visto cómo cae un chango cuando la nueva rama se quiebra?

Ni estirando la cola puede a veces regresarse a esa rama que dejó, y azota, duro.

*Si su cola le alcanza para regresar a la rama, está comprobado que le arde mucho, por detener la caída.

This page is powered by Blogger. Isn't yours?