Get your own blogNext blog
Image hosted by Photobucket.com

lunes, agosto 07, 2006

Lunes pensando en todo...


A las 7 de la mañana abrí los ojos, no nomás a lo pendejo, los abrí bien, desperté.
Pero por qué si son las siete de la madrugada y me dormí como a las tres?
A qué se debe? Supongo que se debe a que hoy está nublado, que me asomé por la ventana y un poco suena y se marcan gotas en el suelo; me gusta tanto la lluvia?

Siendo un tema viejo no deja de molestarme que la gente esté en contra de las compañías tabacaleras, que las demanden y les ganen.
No hay un caso: Venden algo que, para comenzar bien, es Tabaco, una tradición mundial desde que se conoce de su existencia y aceptado por las mismas sociedades y familias de todos los estratos sociales. Es legal (con las restricciones claras y razonables) y contiene avisos de que aunque estén bien sabrosos te pueden joder la vida.
Sabemos todos tantas cosas de los males que causa el fumar, han dejado de publicitar cigarrillos en la TV, auí y allá, y siguen culpando a compañías tabacaleras de ser millonarias a costa de nuestra salud, yo no diría eso, son millonarías porque venden algo que nos gusta mucho consumir, para qué nos hacemos pendejos, yo agradezco a la marlboro su existencia y sus productos, me hacen daño sí, pero ese es muy mi pedo, sus cigarros están poca madre, también los Camel y los Delicados con filtro y cuanto cigarro haya fumado y disfrutado, no me venga la pinche gente de víctima: ay me voy a morir por fumar tanto, hay que demandar a las compañías.

Viendo todo esto en RMR (Reverse Mental Reflection o Reflexión Mental en Reversa) el hecho de que uno pueda GANAR una demanda a las compañías tabacaleras no es sólo un triunfo del NONSENSE del Estado de Derecho, sino que es automáticamente y por Ministerio de Ley una clara ofensa al sentido común social, ya dejemos a un lado el sentido común, al libre albedrío, en términos generales lo explico así:

No puedo ir a culpar al Ferretero por haberme vendido el martillo con el que me dejé sin pulgar.

No puedo culpar a la Heinz por hacer el ketchup resbalosísimo en el vitropiso y haber matado a mi abuela.

No puedo tampoco demandar a la AMF (Asociación Mexicana Frijolera) por traer una pedorrera infame todo el día.

No señores, no quiero más nonsense que el intencional y bien planeado.

El café ya se me enfrió... sigue nublado y no llueve, creo que no lloverá, pero la temperatura es buena, y no se qué tan buenos sean mis ánimos el día de hoy.

Que chingón que anoche hubiera llovido... perdón, llovisto.

*Tengan todos un considerablemente aceptable inicio de semana, sinceramente.

This page is powered by Blogger. Isn't yours?