Get your own blogNext blog
Image hosted by Photobucket.com

jueves, julio 27, 2006

El clima de por acá


Ya llegamos a la época en que se cocina el lomo con salir a la calle, ya hemos alcanzado el punto en que tarde o temprano por más santo que sea el conciudadano éste terminará diciendo a punto de licuefacción (o como chingados se escriba):
- Hijoesuputamadre, que puto calor de mierda! -

Pero, podemos decir que también viene la época de lluvias (ajá), de huracanes y chaparrones (chubascos pues, los zotacos en realidad ni mojan ni nada); se supone pues que llegarán días que pasaremos con baja temperatura, sin sol abrasador y sin mentar tanta madre, pero no, he visto a través de los años que el clima en esta región comienza a desprenderse del sistema climático global, como si alcanzara la capacidad de actuar en voluntad propia aislada al resto de los eventos climáticos en el resto de la atmósfera, es pocas palabras, un clima propio, pero muy hijo de la chingada.

Aquí la lluvia tiene particularidades (o como chingados se escriba) especiales, hasta la más ténue destruye la calle recién pavimentada, tumba letreros e inunda oficinas.

Para empezar, aquí no llueve aquí nomás "se moja", aquí no llueve, aquí caen baldazos de agua de un minuto, parece que la ciudad entera está dando una serenata bajo el balcón equivocado, total que tener un día completo de lluvia es un acontecimiento que sinceramente no ocurre más de dos veces al año (a menos que venga un huracán, que ya ni vienen, no les digo pues?).

Si en éstos días pones atención, notarás que las nubes siempre aparecen alrededor de la ciudad, sobre el mar, los cerros, pero jamás obre nosotros, las casas y la gente que se está chamuscando el trasero de tanto sol, ah pero eso sí, ls putas cactus, víboras, alacranes y demás animales en el monte, a toda madre en la sombrita y lluvia, chale, si no fuera por lo inverosímil del planteamiento, se podría decir que es una broma de alguien muy cabrón.

Hace una semana, venían unas nubes bien cachetonas, se veían llenas de agua, corría viento con olor a agua de la llave, volaban papeles, hojas, sombreros y sombrillas, se oían los truenos acercarse cada vez más a los relámpagos, el clima se puso feo como una Guayabera fajada, la lluvia se veía venir de dimensiones bíblicas.

Y nada, cayeron como cuatro gotas que bien pudieron ser de una gaviota orinando, y todo se esfumó.

Aquí la única certidumbre que puede tener la comunidad son las ballenas bien heladas; a ver Weather Channel, échate este trompo a la uña!

This page is powered by Blogger. Isn't yours?