Get your own blogNext blog
Image hosted by Photobucket.com

martes, abril 25, 2006

Común sentido

Pude preocuparme y escribir acerca de los pobres raspaderos y eloteros que circulan por toda la ciudad bajo el sol intenso, o sobre el partido del Arsenal y el Villarreal que por cierto tiene nombre de tiendita de barrio pero...

Mi papá cuando era pequeño mi papá abusando de mi escaza (o como chingados se escriba) sapiencia, me preguntó por qué se mojaban las banquetas cuando llovía, y le respondía que porque era agua que caía y que el agua moja, y luego me preguntaba por qué caía agua, le decía que porque venía de las nubes, y me preguntaba por qué las nubes tenían agua y así hasta llegar a preguntas sobre los mantos acuíferos, ríos y mares...

Yo nomás me sentía preso de tanta pregunta, me agobiaba el ataque de cuestionamientos que surgieron sin necesidad en una simple caminata vespertina al mercado a unas cuadras del departamento de mi padre.

Cuando alcancé mi caja de cereal favorito que me chingaba en una sentada, Trix (cuando era hecho solo de bolitas de colores nada de formas de frutas ni mamadas) y mi medio galón de leche gabacha (acá era más barata que la nacional) le pregunté muy enojado por qué me preguntaba tantas cosas que no sabía, puras preocupaciones para un niño.

Mi jefe respondió amablemente no sin perder la oportunidad de darme un zape cariñoso:
- Estabas tan preocupado respondiendome todo que ni te diste cuenta que las respuestas las sabías! -

La caja de Trix se me hzo pesada y el medio galón de leche liviano de la sensata (o como chingados se escriba) impresión que yo mismo me había causado, me fui de regreso al departamento de mi padre sin decir una sola palabra (ni dos ni tres), en igual postura silente me tragué todos los pinches Trix, la neta no sabía ni de qué pedo me había preguntado mucho menos lo que había respondido, pero respondí correctamente.

Todo eso me ayudó en simples cosas, pero básicas:

Usar sentido común;
no tener miedo a no saber, menos a preguntar;
lo que no sepa lo invento y
que lo que invente suene a cierto.

Y yo me senté frente a esta computadora para escribir de los eloteros y raspaderos y su trágica vida bajo el sol.

This page is powered by Blogger. Isn't yours?