Get your own blogNext blog
Image hosted by Photobucket.com

lunes, marzo 20, 2006

Con la pena pero...

La autotortura debería dar un poco de pena y no sólo dolor, no la inserción de un cuchillo en el vientre, no me refiero tampoco a atraparme los dedos con la puerta del carro, por placer.

No.

Extrañar por extrañar.
Sufrir por sufrir.
Llorar por llorar.
No comer por no comer.
Suspirar infinitamente en una sumersión de apatía a la vida que se ha vuelto motivo de desdicha.

Que pena el sufrimiento que no purifica.

Que pena la pena escogida como fuente de sufrimiento insufrible.

This page is powered by Blogger. Isn't yours?