Get your own blogNext blog
Image hosted by Photobucket.com

viernes, enero 27, 2006

¿Tan temprano?

Soy una persona que entiende, que comprende, que en términos generales ama a la raza humana con sólo unas pocas excepciones que no exceden del millón de individuos y personas morales o jurídicas. No hay ninguna necesidad para pasar por esta corta vida odiando a todo sujeto susceptible, sería una tarea agotadora. Por eso nomás les doy la concesión de que me sorprendan con sus pendejadas y me provoquen exabruptos al resultar afectado directa o indirectamente con algún acto de notable imbecilismo. Ni modo, así soy yo de buena gente. Snif.

Aquí, la oficina, está al parecer infestándose de pendejos y sus subespecies (idiotas, tontos, mensos, tarugos, insensatos etcétera), tiene que ver con la política, con los compromisos y con severas metidas de pata a cargo de quien tiene el derecho de meter la pata sin que le caguen el palo.

Hoy llegué temprano a la oficina, Patty (que no es pendeja nomás es muy huevona, y ahora ojete), eran las 8:04 a.m., entro al privado y esta cabrona ya tenía su cafecito del oxxo en la mano, le dije que por que no me había traído uno, respondió que porque había llegado muy temprano a la oficina; huh? A qué hora pudo llegar como para NO traerme un pinche café? a las 7:30?

*Acabo de salir a revisar su tarjeta de entrada, checó en el reloj a las 07:56 a.m., es decir, no pensó o le valió verga mi café o el de Angels, pinche morra.

Ya no tan asombrado por la omisión cafecística de la pinche gorda, salí a gorrear café de los compañeros vecinos, lo serví y regresé.

Antes de entrar a la oficina, iba llegando una compañera del primer piso, me caga esa vieja (y varios más la trean medio atravesada), es la persona de la oficina que saluda a lo pendejo, que saluda como si le cayeras muy bien, que para saludar hasta adelgaza la voz como para sonar más adorable y armoniosa, una "sujeta" cuyo falso buen humor molesta a cualquiera sobre todo cuando uno está hecho pelotas en algún asunto, gente como esa que todo al final lo termina con una palabra "tierna", ella gusta de terminar todos sus saludos con término "mijito(a)".

Después de tres años uno se acostumbre y se vuelve algo normal (lo arriba escrito no debe interpretarse como encabronamiento sino mera descripción de su actitud).

ok, ok, todo cool; Pero que llegue esta vieja llegando, que me mire con el café recién servido en la mano y me salude con un:

-¿Café tan temprano mijito?-

Es algo para no saber que sentir, sólo respondí casí por reflejo a su pendejísima pregunta:

- Soy radical! -

*Dios qué pregunta más pendeja, como si me preguntaran:
-¿Pisteando tan noche?-

This page is powered by Blogger. Isn't yours?