Get your own blogNext blog
Image hosted by Photobucket.com

martes, enero 17, 2006

Pendejos

Qué gran tortura es tener que trabajar para dos pendejos, pero es más grande el calvario y el suplicio que sufro no cuando los dos pendejos hacen pendejadas sino cuando no se ponen de acuerdo al hacerlas.

Si es que hay un Diós, no le simpatizo.

This page is powered by Blogger. Isn't yours?