Get your own blogNext blog
Image hosted by Photobucket.com

martes, enero 24, 2006

Patty la huevona

Yo soy muy huevón, no se cuántas veces he comenzado un post con una frase similar, en este mundo ya nada sorprende.

Hay muchos hombres que no son huevones, pero la mayoría estamos luchando por ese valor despreciado y repugnado por el capitalismo que es "La Hueva", aquí luchamos, como héroes impretensos, oscuros y perdidos en la noche del anonimato y la muchedumbre, aquí estamos nosotros los hombres que defendemos el derecho y la virtud de ser huevones, aquí, desde la trinchera, bien jetones.

En términos generales, se conoce y se le da carrilla al hombre por huevón y a la mujer por hacendosa, trabajadora, la que se chinga con los niños y todavía sale a desempeñarse en alguna actividad sea su profesión, oficio o negocio, es verdad, en ese sentido las mujeres son un ejemplo. Pero no todas.

Patty es una huevona (sí trabaja chido y es inteligente, tiene maestría, pero le pesan los ovarios), no me refiero al trabajo sino una hueva especial, que es más chistosa.

Es sabido para quienes han leído algunos de los últimos posts, que en esta puta oficina la administración ya no paga el café, y desde entonces todas las mañanas caminamos al 0xxo a una cuadra, por café que, afortunadamente no está tan malo.

El lunes semana pasada le avisé a Angels y Patty que iba al Oxxo, si gustaban algo, Patty dijo que quería un café para lo cual me instruyó tanto que estuve a punto de ir a tomar un curso de gastronomía; el martes igual.

El Miércoles amanecí crudo y sin intenciones de caminar al Oxxo, además pensé que seguramente Patty, en un acto de Reciprocidad iría ella misma al Oxxo y me compraría un café.

Tengo cinco años de ser compañero de trabajo de Patty, y nunca ha dejado de tomarse dos tazas de cafe para las 11:00 de la mañana.

Fue para mi un experimento, así soy, no le dije que le tocaba ir, o que ella fuera y que me trajera café cuando fuera por el suyo. Me gusta estudiar a esos especímenes humanos bizarros, el resultado?: El Miercoles, el Jueves y el Viernes, Patty no tomó café.

Patty prefirió NO TOMAR CAFÉ (dosis usual de dos tazas por día) por tres días despuès de cinco años de tomarlo a diario, a levantarse y caminar menos de una cuadra por un pinche vaso con café que huelga decir está casi trescientasmil veces más bueno que el había en la oficina. Y sí, no tomó café, esperó a que Yo avisara que iba al Oxxo, no contó con que mis compas de la oficina de al lado me ofrecieron café cuando se enteraron de nuestro recorte de presupuesto.

Ayer Lunes Patty no vino a trabajar, un dolor muy feo en una muela la forzó a eludir la oficina, las muelas, esas madres tan dolorosas cuando duelen. Hoy ya se reincorporó al cuerpo de trabajo, claro, era mentira sobre la muela. Sólo me dio risa y simpatía por tener una hueva tan graciosa.

Patty, lucha por su peso, es gordibuena, mas gordi que buena, y sí hay algo que jamás se quitará son los cachetotes que tiene, su trauma.

Esta mañana que llegamos, Patty sentada al lado de Angels, entra Martín uno de los Ejecutivos V, y le pregunta con toda la ingenuidad que lo caracteriza:

"Que onda Patty cómo te fue con la muela?
Aprovechaste para sacarte las dos verdad? Así le hice yo también para no andar sufriendo, mejor de una sola vez, aunque si traes algo hinchadito, pero para mañana ya estás a todo dar!"

Bueno, "Huevón" y "Cachetes" son términos muy compatibles.
Patty es buena amiga, y divertida (y huevonsísima).

This page is powered by Blogger. Isn't yours?