Get your own blogNext blog
Image hosted by Photobucket.com

jueves, enero 19, 2006

The Pain Game

Será la costumbre de la gente (común como yo o como tú), que aprende a resistir dolor, no sólo el físico que ese saca lagrimas agudas y gritos que al rato se olvidan en un recuerdo cicatrizado o una secuela nerviosa, sino el dolor del espíritu (como me gusta usar la palabra esíritu, me es tan... espiritual); será también porque no sabemos cuanto tiempo tiene que pasar en nuestras vidas ni sabemos exactamente qué hacer para aprender a sortear la vida con pasiones y sobresaltos, sí, de esos del espíritu.

Serán esas cosas quizá las que, aunque inciertas en su ocurrencia, nos hacen fuertes, nos hacen poco a poco "a prueba de sorpresas" (pero jamás paradójicamente incapaces de sorprendernos); poco a poco, a como el tiempo avanza, y se notan detalles de eso que la gente nos nota como madurez, bah, madurez, lo confunden con hacerse viejos.

Y hoy, o ayer, cuando tuve que sufrirte (una vez más, como las mil y una veces que faltan) noto que si tenías la encomienda de hacer trastabillar mi paso, no lo lograste, no te tengo mala fe, se que me amas, pero amar no es un escudo ni mucho menos una vacuna, es sólo un estado de aturdimiento.

Pero mira que la edad sirve de algo, como los callos que obtenemos en la planta de los pies, inexistentes cuando salimos del vientre materno (o un tubo de ensayo for that matter), uno crece un cuero en el alma que resiste, a base de ataques constantes, continuados y periódicos, las bombas verbales más despiadadas; eso no evita que vea la realidad, pero evita el dolor...

... evita el dolor, pero deja pasar un ardor que me hace sentirte, y saber que también estás viva y a mi lado, lo suficiente como para no cegarme y commprender tu acto, mientras me quedo convencido que te quiero como a pocas cosas en la vida.

"Me pregunto por qué sigo golpeandome con un martillo... ha de ser porque se siente muy bien cuando paro"

- Idea mal recordada de una frase escuchada en Grey's Anatomy.

Buenas noches!

This page is powered by Blogger. Isn't yours?