Get your own blogNext blog
Image hosted by Photobucket.com

domingo, noviembre 06, 2005

Experiencia

El viernes me emborraché de tal manera y de tan impresionante forma y calidad que al día siguiente la cruda no fue lo único que importó, desde que desperté tuve que soportar una cruda del tamaño del miedo que siento a ser freído vivo y un miedo de abrir mi cartera del tamaño de la misma cruda.

Al final del día la cruda terminó dando paso a un zumbido en "low key" y el miedo de abrir la billetera se finiquitó en un resignado y forzadamente sereno: -YA SABÍA!-

This page is powered by Blogger. Isn't yours?