Get your own blogNext blog
Image hosted by Photobucket.com

viernes, noviembre 05, 2004

La Ortorexia y su tratamiento


La enfermedad de moda en los Estados Unidos se llama ortorexia, que no es más que un trsatorno alimenticio (al igual que anorexia y bulimia), en el que hay obsesión por comer sólo alimentos sanos. Aunque parezca paradójico, esta manía puede rozar el peligro si excede los límites de la cordura.

El prejuicio lleva a quienes padecen este trastorno a dejar de acudir a restaurantes e incluso a casas familiares y amigos por miedo a lo que les ofrezcan de comer. Cuando trascienden un nivel como éste, el sentimiento de culpabilidad lleva a dietas más estrictas e incluso al ayuno.

Así la ortorexia no pareciera significar un problema, pero sí lo es cuando la persona no hace lo posible por sustituir los alimentos que rechaza por otros que le aporten los mismos complementos nutricionales. Entonces, las fuertes restricciones que se impone produce carencias de vitaminas, minerales y proteínas, hecho por el cual empiezan a padecer hipotensión (presión arterial baja) y osteoporosis, entre otros padecimientos.

Siendo difícil identificar a un enfermo de ortorexia en sus primeras etapas, recientes investigaciones científicas han tratado de crear tratamientos efectivos para que, estas personas traumaditas con llevar una alimentación sana y con pavor infernal a comer cochinero, han elaborado un plan de tratamiento que incluye aspectos sociales y orgánicos.

Este tratamiento consiste en ubicar al paciente en un medio socialmente hostil que no le permita otra cosa mas que sobrevivir comiendo alimentos que atenten seriamente contra la slaud e integridad mental del individuo.

Una vez que se ha logrado un avance de aproximádamete un 10% en la tolerancia del paciente, tanto orgánica como mental, el tratamiento se torna complicado y peligroso, sin embargo los científicos consideran como un mal necesario para curar el miedo a comer chingaderas.

Esta etapa comprende seis meses desayunando y comiendo Tortas de Tamal, bajándoselas con harina para hot cakes a punto de hervor, ubicando al paciente Ortoréxico en cualquier punto de la periferia de la Ciudad de México.


This page is powered by Blogger. Isn't yours?