Get your own blogNext blog
Image hosted by Photobucket.com

lunes, octubre 25, 2004

Un pedo...


Yo desde que tengo uso de razón he tenido un pedo, y no, no me refiero a que guardo una flatulencia añejada en algún rincón intestinal, sino un PROBLEMA.

No tengo problemas serios de memoria, de hecho, siempre que decido explotarla funciona a toda madre, entre mi memoria y exquisita inteligencia semidivina me han llevado a estar cerca del Nobel, el Grammy, el Tonny, el Oscar, el Emmy y tres mazapanes; pero siempre he tenido un problema notable, mi incapacidad para recordar fechas de cumpleaños y nombres de personas.

No puedo recordar el nombre de una persona que me acaban de presentar, para evitar que eso pase tengo que escuchar mil veces su nombre en la reunión, y claro si es morra, tiene que tener algo muy bueno com para no olvidar el nombre. A pesar de que en el momento logre retener el nombre, el día de mañana no recordaré ni madres y estaré en problemas cuando me llamen por mi nombre y no saber a quien estoy saludando.

Por otro lado las fechas de cumpleaños (y fechas en general, la neta), me resultan poco menos que titánico recordarlas: no voy a decir mucho acerca de esta deficiencia cerebral, sólo con ésto diré todo: No conozco la fecha de cumpleaños de mi padre ni mi madre, NI DE NADIE MAS EN EL MUNDO! (Sólo el mío, y el de Jesucristo de tanto que chingan con él, pfff).

Ahora, repasados ambos problemas, tengo a bien enterarme que uno de ellos está bajo control y que SÍ recuerdo el nombre completo de Semidiosa, el pedo está que no se cuando cumple años, y sospecho cabronamente que anda cerca.

This page is powered by Blogger. Isn't yours?