Get your own blogNext blog
Image hosted by Photobucket.com

martes, octubre 19, 2004

Fin de semana


Este fin de semana me largué a ejecutar un stunt que no es muy de mi naturaleza de cabrón de la ciudad (sí, mi ciudad es pequeña pero ya cumplió los requisitos para llamarse como tal, snif), nos fuimos a acampar, Alejandro, Joako, Fabían, Nani (esposa de Fabián), Queta (ex-novia y quién sabe qué más de Alejandro), Deneb (hermano de Nani), Semidiosa y Semidiós.

La banda menos uno



El asunto de la arena de las playas me caga y enerva, sin embargo me preparé mentalmente para no hacerla de tos y dedicarme a lo mío, echarme unos buenos vodkas hasta estar lo suficientemente discapacitado para asimilar la chinga de traer arena hasta en el culo y dormirme.

Calentando (enfriando) la garganta, snif



El viaje duró poco más de una hora, poco mas de carretera que de terracería llegamos al spot en la playa donde ambos carros corrían serio peligro de quedarse atascados, no de alcohol como nosotros, sino en la arena guanga de la playa.

La escena completa al llegar ya no era bella pues llegamos de noche después de mil vueltas en la ciudad aplicando una logística tan deplorable y por demás aguada como si a Irak se le ocurriera organizar las Olimpiadas.



Lo anterior, nos fue como anillo al dedo pues siendo de noche el juego es totalmente legal para abrir la primer botella y sacar los hielos, las guitarras y comenzar a tocar puras mentiras pues nadie de los presentes sabe tocar a oscuras ni con la luz de la fogata, la cual, aprovecho para mencionar, no echaba más luz que mi mama cuando está emputada.

Semidiós resignado y con nauseas ante la inetavilidad de una canción de Arjona



Al día siguiente no hay de otra que despertar temprano pues el sol te pega un putazo en cuanto aparecer y entonces el paisaje que desconociste en la noche toma otro rostro, brillante y vivo; a lo lejos se pueden apreciar los pescadores que salen de la ensenada a la Isla.

Arrecife (debajo del agua weyes) donde nos sambutimos, perdón sumergimos



El buceo, fue muy bueno, increible, hacía años no buceaba y fue una grata experiencia, muy relajante, por deficiencias de logística como ya expliqué olvidamos comprar una cámara acuática despreciable, no hay fotos underwater, snif.

Preparativos y mini instruccion básica



Toda aventura, snif, debe tener un super héroe; por falta de tiempo y dinero y sobre todo por el bajísimo indice de criminalidad de la región, sólo conseguimos a Super Huevón



This page is powered by Blogger. Isn't yours?