Get your own blogNext blog
Image hosted by Photobucket.com

lunes, septiembre 27, 2004

Y qué pasa si...


Tengo que improvisar?
Improvisar es, por excelencia algo que se le dificulta a todo mundo (conste que estoy generalizando a lo pendejo de adrede ok?), depende de la situación en particular el nivel de vergüenza, pena y mortificación que habrás de sufrir con semejante empresa...

Mi historia con las improvosaciones ha sido aceptable y con pocas decepciones, cuando hay gente que se orina en los pantalones o tiembla como egipcio en Alaska, yo me he logrado salir sin rasguños...

Como mexicano que soy (lo de orgulloso de serlo luego se los platico) he llegado a improvisar desde mangueras para el radiador con un snorkel, tapones de alto calibre con chicle motitas de naranja (son los chingones para reparaciones industriales), regaderas con una bolsa y una liga, un filtro especial para ver el eclipse de sol, cuando era más pobre le quitaba el ruido a un amortiguador rellenándolo de periódico, improvise cuetes con cabezas de cerillos, y otras muchas ocasiones he tenido que improvisar pendejadas para exámenes, y tenido que hablar en público.

Mi más importante improvisación fue cuando me aventé mi speech en mi graduación de la Universidad frente aprox. 1300 personas, lo tenía preparado pero lo había escrito con las patas y no le entendía muy bien, fue un éxito, la cosa es, que hablar en público me la pela!

Por otro lado hay gente tan mala para improvisar, que hace todo con reglas, conforme "al librito" que, cuando (que resulta ser muy seguido) algo se sale de los parámetros medidos y calculados, sientes que el mundo se les mete por el culo de golpe y luego luego ponen ojos de "aquí lo dejé y no lo encuentro", lloran y patalean, unos piden ayuda, otros mejor aguardan a que el problema se les haga más grande mientras buscan culpables o de plano, hacen el ridículo...

Improvisar no es cosa fácil, pregúntenle a Memo Ríos que cada vez se hace más malo para ello, ahora yo, en mi trabajo tengo que hacerlo con frecuencia, no echo mentiras, sino que ante desinformación por culpa de alguien más, tengo que utilizar mi sentido común y concluir en algo real y coherente... improvisar no es malo ni bueno, sino utilísimo!!!

Me acuerdo de una pregunta que le hicieron a un escritor (de muy pocos) que admiro:

"¿Cuáles son los pasos que usted sigue para llegar a la improvisación?"

This page is powered by Blogger. Isn't yours?